Chocolate, alimento de dioses y como alimento para tu piel.

Cuenta la historia, que el chocolate al principio de sus orígenes fue considerado el alimento de los dioses, hoy podemos hablar además, que el chocolate como alimento para tu piel.

El chocolate tiene su origen en México, fue alimento de gran importancia en la sociedad azteca y también fue utilizado como moneda de cambio. Lo tomaban líquido y mezclado con especias. El resultado era una bebida muy energética, oscura, espesa y espumosa a la que llamaban “tchocolatl”, nombre que poco difiere de nuestro “chocolate”.

En 1502 Cristóbal Colón recibió, como ofrenda de bienvenida, armas, telas y sacos de unas habas oscuras, aunque fue Hernán Cortés quien envió el primer cargamento de cacao a España en 1524.

Unos monjes (Posiblemente del Monasterio de Piedra, en Zaragoza) fueron los que a su llegada a España o bien en Oaxaca, le añadieron azúcar, miel y más tarde harina, para así adaptarse a los gustos de los consumidores de la época en España. Fue así como se hizo tan popular, primero entre las clases dominantes (Iglesia y nobles) y después entre el pueblo.

El chocolate llegó a otros países, a Francia uno de los primeros, gracias a la boda entre la infanta María Teresa de España y Luis XIV el Rey Sol, ya que esta era muy aficionada a esta bebida.

En el siglo XVII, se fundó en Londres el primer comercio del chocolate, en el siglo XVIII en los Estados Unidos, la primera fábrica, y en el siglo XIX, en Suiza, la primera fábrica de chocolate con leche en pastillas.

Chocolate como alimento para tu piel - Cosmética Roger

Hemos hablado un poco de la historia del chocolate, ahora hablaremos del chocolate desde otra perspectiva,

El chocolate como alimento para tu piel

El chocolate tomado en su justa medida nos concede una serie de beneficios fantásticos:

-Combate los radicales libres.

-Previene enfermedades del corazón.

-Minimiza el riesgo de problemas cerebrovasculares.

-Eleva el porcentaje de colesterol nuevo o HDL.

-Ayuda a disminuir la presión arterial.

-Mejora el sentido de la vista.

-Estimula el estado anímico.

-Previene el cáncer.

-Aporta longevidad.

¿Pero que nos aporta si aplicamos el chocolate a nuestra piel?

Pués ni más ni menos que:

-Humecta y suaviza la piel

-Contiene antioxidantes que luchan contra los radicales libres, que causan el envejecimiento

-Suaviza las arrugas

-Calma la piel irritada

-Reduce la inflamación y mejora la circulación

Y es que el chocolate tiene una serie de propiedades, estimulante: mejora el estado de ánimo, combate la tristeza, la irritabilidad y la ansiedad, antioxidante: ayuda a combatir los radicales libres, el envejecimiento y el deterioro de la piel, reductor: anticelulítico, suavizante e hidratante y activador: mejora el funcionamiento cardiovascular general.

Imagina un tratamiento que te aporte todos estos beneficios a la piel ¿y si además lo combinas con un masaje de espalda relajante?

Un masaje hecho con caracolas y con una aceite de chocolate blanco procedente de una vela especialmente formulada para masajes sensoriales de relajación que previene el envejecimiento, reafirmando arrugas y estrías y con un agradable aroma a cacao sin parafinas, colorantes, proteínas, grasas animales, ni vaselinas

¿no crees que sería un regalo ideal para estas Navidades?

CHOCOLATE_SENSATION_617_

Sí es así comparte este post y si eres profesional, te invitamos a la presentación de chocolaterapia que realizaremos este lunes 11 de diciembre en Cosmética Roger para que puedas ofrecer estos tratamientos en tu centro de estética.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + quince =

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies