Las Belleza de las Fallas y su origen

Acostumbramos en este blog a hablaros de belleza y como consideramos que una de las mayores bellezas con las que contamos en la Comunidad Valenciana son nuestras Fallas, hoy ya que están tan próximas os queremos hablar un poquito de ellas.

El origen de su nombre

El origen de su nombre, tiene el mismo origen etimológico que la palabra castellana “hacha”. Precisamente el significado originario de falla fue precisamente “antorcha”, pero con el paso de los siglos ha ido evolucionando hasta dar nombre a las fiestas de San José que se celebran en Valencia y otras localidades.

Cada año las fiestas comienzan con la tradicional Plantá (del verbo plantar; en valenciano, plantà) es el acto de alzar un monumento fallero, en las Fallas o en las Hogueras de San Juan, fiestas celebradas respectivamente en marzo y en junio en distintas localidades de la Comunidad Valenciana (España).

El origen de la fiesta

Existen varias teorías del origen de las fallas pero nosotros nos vamos a basar en una de las más extendidas.

El origen de la fiesta de las Fallas se remonta a la antigua tradición de los carpinteros de la ciudad, que en vísperas de la fiesta de su patrón San José, quemaban frente a sus talleres, en las calles y plazas públicas, los trastos viejos e inservibles junto con los artilugios de madera que empleaban para elevar los candiles que les iluminaban mientras trabajaban en los meses de invierno. Por ese motivo el día de la cremà (momento en el que arden los monumentos falleros) siempre coincide con el día 19, Festividad de San José.

En el siglo XVIII, las Fallas se reducían a piras de materiales combustibles que recibían el nombre de Fallas y quemaban al anochecer de la víspera de San José.

El origen de las fallas anda mezclado con la tradición oral próxima a la leyenda. Se cuenta que en invierno los carpinteros se alumbraban con candiles suspendidos en el artefacto llamado ‘parot’ y que más tarde lo que se hizo fue vestir al ‘parot’ con algunas prendas viejas, como un espantapájaros y posiblemente les colgarían un cartel con alusiones al vecindario: chismes, alcahueteo, y así, de esta forma tan espontánea, tan propia de un pueblo que siempre encontró motivo para la fiesta, nacieron las fallas densas de fuerza popular.

Estas Fallas fueron evolucionando y cargándose de sentido crítico e irónico, mostrándose sobre todo en los monumentos falleros escenas que reproducían hechos sociales censurables y crítica social siempre con sentido del humor.

Sobre 1870 se persiguió duramente los festejos populares como el Carnaval y las Fallas. Esta presión provocó que en 1885 surgiera un movimiento en defensa de las tradiciones típicas, otorgando la revista «La Traca» premios a los mejores monumentos falleros. Este hecho provocó la competición entre los vecinos y dio lugar al nacimiento de la falla artística, donde no desaparecía la crítica, pero predominaba la preocupación estética.

En 1901, el propio Ayuntamiento de Valencia, otorgó los primeros premios municipales a las mejores Fallas. Este fue el comienzo de la unión entre el pueblo y el poder político, evolucionando con pasos agigantados esta fiesta popular en número, estructura y organización.

En el remoto pasado quedan los «ninots» de la madera recubierta con paja y careta aplicada a una informe cabeza de tela; figura rudimentaria que se vestía con ropa vieja. Después llegarían los «ninots» de cartón con cabeza y manos de cera, también vestidos con ropa, pero nueva y adecuada; hasta que se modelaron totalmente en cartón.

Esta técnica empleada hasta hace pocos años –y aún mantenida por algunos–, seguía el siguiente proceso: a partir del modelado en barro de la figura, se obtiene un negativo en escayola, dividido en dos. Se trocean hojas de cartón, se mojan y se pican con el fin de volverlas dúctiles; se empapan en engrudo (mezcla de harina y agua más sulfato de cobre o piedra lipi) para colocarlas después y lograr sucesivas capas.

Cuando el cartón está seco se extrae la pieza que, unida a la otra, compone la figura. Luego se repasa su superficie con engrudo rebajado, se pegan pequeñas tiras de papel de periódico con el fin de rellenar algún hueco y desnivel; se remodela de «pasteta» (masilla de raspaduras de cartón tamizadas, engrudo, cola de carpintero –«blanc de panet»– y unas gotas de aceite de linaza) para resaltar la expresión del rostro (acentuando cejas, pómulos y labios); y se acondiciona para ser pintado; fase que se conoce por «dar de panet», consistente en recubrir la superficie del cartón con cuatro capas sucesivas de pasta (cola de conejo, agua y blanc de panet), aunque ahora tal procedimiento se ha sustituido por la pasta industrial «gotelé».

Por último, se lija la figura dejándola totalmente lisa y se pinta al plástico o al óleo.

 

Cómo podeís comprobar la evolución hacia la belleza ha sido constante y ahora sólo nos queda seguir evolucionando en la tradición y por supuesto disfrutar de la Fiesta.

¡Felices Fallas!

¿Te ha gustado nuestro post? Comparte.

¡Suscríbete a nuestro blog!

Recibirás información de las últimas novedades en productos, tratamientos, tutoriales, tendencias, salud y un montón de información para aplicar en tu salón de belleza.




Responsable de los datos: ESTÉTICA Y BELLEZA ROGER SL

Finalidad: Envío por email de noticias y ofertas.

Legitimación: Tu consentimiento expreso.

Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Mailchimp. No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal.

Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

Responsable: ESTÉTICA Y BELLEZA ROGER SL.
Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios.
Legitimación: Tu consentimiento.
Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.

uno × 5 =

X